martes, 28 de octubre de 2014

Video del movimiento diafragmatico

En este breve video, se puede observar el movimiento del que se suele llamar el segundo corazón, el diafragma, como podemos ver es un gran músculo en forma  de medusa o paraguas y separa la caja torácica que alberga nuestros pulmones de los órganos del sistema digestivo. Nótese el movimiento de "asa de cubo" que realizan las costillas. 
Los orificios que se ven en su cúpula, son para el paso de la arteria aorta y de la vena caba que lo atraviesan, y que son masajeadas y ayudadas a bombear con el movimiento del diafragma.


Este movimiento diafragmático tan beneficioso, es algo que perdemos normalmente con la respiración superficial que suele realizar la mayoría de la gente en su vida cotidiana. En yoga mediante el pranayama, volvemos a aprender a respirar correctamente con respiraciones más profundas y completas, y volvemos a movilizar este importantísimo músculo.

PD: Alguien me paso este video hace ya bastante tiempo, desconozco si tiene copyright, si lo tuviera notifíquenmelo y lo retiro


viernes, 24 de octubre de 2014

Reflexiones divertidas sobre el yoga

(Basado en un texto de Roberto Rodríguez Nogueira, profesor de yoga, blogger y escritor, me he pemitido resumirlo y realizar alguna pequeña modificación)

Es que no soy nada elastico, o es que no estoy en forma
Si piensas que tienes la misma flexibilidad que un chicle de madera, necesitas yoga, vienes a mejorar la elasticidad y tu forma fisica, es normal que no la tengas, ambas cosas no deben ser un requisito, sino la consecuencia de tu practica

Es que soy muy mayor ya
El maestro Iyengar enseño a la reina de Dinamarca a ponerse sobre la cabeza (Sirsasana), cuando su alteza tenía 92 añazos, y el mismo Iyengar estuvo dando clases hasta días antes de su muerte con ochenta y muchos

Eres albañil, bomber@, miner@, superhéroe, etc
Busca un yoga suave. Ya estás en forma. Relajarte, suspender el sufrimiento, te saldrá mejor en un entorno de calma evidente

Eres probador de colchones, funcionari@, parte humana de un ordenador, dependiente
Te irá bien un yoga más atlético y vigoroso: después  te relajarás más fácilmente.

Eres ama de casa
Por Dios bendito, ¡apúntate ya! El oficio más complejo, útil e importante de la sociedad encuentra grandes beneficios en cualquier estilo de yoga.

Eres parad@, despedid@, contratad@ por horas, fotocopiador de los libros de texto de tus hijos, miembro de lista de morosos, albañil sin ladrillo, científic@ sin subvención
¡Haz yoga! Si de verdad crees que eres algo de lo que he dicho arriba, ¡necesitas el yoga! Porque ¡¡¡no lo eres!!!. Superas toda definición y rebosas posibilidades. El yoga es una puerta excelente a la que llamar para recordarlo cuando las cosas se ponen chungas. Para eso está.

Quieres conocer a Dios, trascender los velos de lo sensible, vencer al mundo, aplacar las pasiones, controlar tu mente, renunciar a todo apego, abrir tus chakras, dejarte rastas…
 Cuidadín. Asegúrate de que tu novi@ no acaba de dejarte, que el amor de tu vida no acaba de casarse con otr@, etc. Asegúrate de que no es que te parezca más fácil jugar a abrir chakras que mirar a los ojos a quienes te rodean y ver tu propio sufrimiento reflejado en ellos.
Antes de poder renunciar a algo hay que amarlo. El yoga puede ser una huida, y es mejor que otras, pero ése es un mal enfoque.

¿Qué precio debo pagar? La formación de un buen profesor de Yoga no es sencilla ni barata. Si pagas 20 € por un mes de clases no puedes exigir calidad, y te conformarás con lo que haya, que suele reflejar el precio que has pagado.

¿Gimnasio o centro de Yoga? Los gimnasios, ofrecen buenas instalaciones y servicios, pero tienen una competencia feroz, y esto hace que sus profesores cobren muy poco, y que sigan  la moda del momento, con lo que los socios que pagan una cuota general un día hacen Yoga, otro Zumba-Mambo, otro Pilates, otro piscina… Así frecuentemente los grupos no se consolidan y no se puede mantener una progresión. Y lo peor de todo, muchas veces el profesor que te da yoga es el mismo que te da zumba o que hace body combat, que no es que sea imposible, pero si un poco contradictorio. Ademas encontrar la paz interior escuchando las sevillanas de la clase de al lado es complicado.
Los centros de Yoga suelen ser más caros. Suele valerlo. Te aseguras de que vas a tener un trato a la medida de tus necesidades por parte de profesionales. No conozco a nadie que haya abierto un centro de Yoga sin amar el Yoga y sin una sólida formación. Y ninguno se mantiene si lo que ofrece no es excelente. Incluyen, además, la oportunidad de profundizar en facetas esenciales del Yoga (meditación, pranayama, Nidra yoga, visualización…), que son imposibles de trabajar en otro tipo de centros.

lunes, 20 de octubre de 2014

¿Problema u oportunidad?

Cuando te sientas destrozado, perdido, lejos de casa, cuando estar alineado parezca algo completamente lejano y las palabras de los sabios se asemejen más bien un cuento de hadas, cuando sientas que las respuestas no llegan y que las dudas te consumen como el fuego...
¡¡DETENTE. RESPIRA!!

Recuerda, nada esta saliendo mal. Un sueño está muriendo, eso es todo, un sueño de segunda mano acerca de cómo 'debería' ser este momento...
Cuando todo ese desorden llame tu atención, cuando las dudas entonen su loca melodía, cuando las historias se dejen venir como cascadas, recuerda que esa misma nostalgia que tratas de eliminar te está realmente invitando hacia tu VERDADERO HOGAR, al Aquí y al Ahora, lejos de todos los 'hogares' terrenales.


Un problema es algo que anhela tu atención. Una crisis es un momento decisivo. La enfermedad es una invitación a un profundo descanso y a la liberación. Un trauma es la invitación a ese tipo de aceptación que nunca antes imaginaste. Esas dudas que te carcomen son explosiones de la suprema inteligencia, haciéndote un llamado para que confies profundamente en tu experiencia de primera mano, es un llamado para que te dejes caer en el constante abrazo de lo desconocido.
Aún cuando todo parezca ir mal, detente, toma un respiro y recuerda que nada puede salir 'mal' en el inmenso campo de tu presencia eterna.

Jeff Foster

sábado, 18 de octubre de 2014

Meditacion y modificación del pensamiento

Fuente: lavanguardia.com
Según el neurobiologo Manuel Nieto Sanpedro, el cerebro es plástico y se pueden cambiar los pensamientos.
Todos los cambios en la vida hasta los fáciles cuestan, casi siempre comportan algún tipo de contrariedad. Por no hablar de los más profundos (de pareja, de hábitos) que requieren de una dosis de tesón, esfuerzo y, por qué no decirlo, sufrimiento. Pero a la postre, es factible hacerlos, no es una utopía. A unos les llevará más tiempo, a otros menos, pero no son un imposible.
Sin embargo, ¿qué pasa cuando hablamos de cambios más abstractos? ¿De algo tan intangible como pueden ser los pensamientos? Quizás, muchos defenderán que ese tipo de modificaciones son una quimera, algo inviable. Sobre todo si hablamos de esos pensamientos recurrentes que nos acompañan constantemente y que, en algunos casos, incluso pueden llegar a ser muchas veces paralizantes. Pues bien, la ciencia nos dice que incluso este aspecto es posible modificarlo.
¿Y dónde está la clave?, se preguntarán. La respuesta es clara: en la plasticidad de nuestro cerebro. “La plasticidad es la capacidad de modificar, y la conducta es muy modificable”, explica Manuel Nieto Sampedro, neurocientífico responsable del grupo de Plasticidad Neuronal del Instituto Ramón y Cajal del CSIC. “Lo único que hay que hacer es persistir en una modificación. El sistema nervioso se modifica por repetición”, añade. Es como aquel deportista que mejora sus prestaciones a base de entrenamiento continuo, repitiendo una acción hasta la saciedad.
El uso repetido de una conexión sináptica, entre dos células nerviosas, produce lo que se denomina potenciación de larga duración, que se asocia con el aprendizaje y la memoria. “Es un fenómeno electrofisiológico que conduce a cambios morfológicos. Una cosa que es fisiología, actividad eléctrica, produce una modificación anatómica”, esgrime Nieto.
Gracias a la constancia, a la repetición, “un contacto pequeño entre dos células nerviosas se puede hacer más grande, más eficaz”. “Si para comunicar una célula con otra hace falta 1 picovoltio [una billonésima de voltio], cuando la comunicación está ‘potenciada’ con 0,1 ya sería suficiente. Eso quiere decir que con una señal mucho más pequeña se producen resultados incluso más grandes que antes de potenciarse”, agrega este investigador del CSIC.
De la teoría a la práctica
La ciencia nos dice que nuestro cerebro es moldeable, que nuestro sistema nervioso se puede modificar a través de la repetición y que, en consecuencia, tenemos la capacidad de modificar algo tan intangible como son nuestros pensamientos recurrentes. La teoría está clara. Pero, todo esto, llevado a la práctica, ¿cómo se hace? Una vía posible es, sin duda, la meditación.
“Con la meditación, y eso se ha demostrado científicamente, disminuye la ansiedad y la depresión (mejora el estado de ánimo). Además, da más ecuanimidad, nos permite relacionarnos mejor con los otros y en general nos tranquiliza”, relata el médico y profesor de Psicobiología de la Universidad de Valencia, Vicente Simón.
Las técnicas meditativas que se utilizan son, básicamente, de concentración. Se trata de focalizar la atención en una cosa y mantenerla. Esa es la idea a grandes rasgos: concentrarnos en cosas que nos aporten bienestar y llegar a tolerar o desechar poco a poco las que nos incomoden. “Es inicialmente difícil, porque simplemente no estamos entrenados para ello”, arguye Simón. “Normalmente, la mente va de aquí para allá. Los orientales la llaman la ‘mente mono’, porque salta de un lado a otro”, agrega. El secreto, como no se cansa de repetir Manuel Nieto Sampedro, radica en la persistencia. Una persistencia que comportará con el tiempo cambios en nuestro sistema neuronal.
Una gran cantidad de estudios científicos avalan la meditación como fuente de beneficio para el cerebro. En 2011, por ejemplo, investigadores de la Universidad de Yale comprobaron, a partir de imágenes cerebrales, que las personas que practican con frecuencia son capaces de apagar las áreas del cerebro relacionadas con soñar despierto y las divagaciones.
En el mismo año, psiquiatras del Hospital General de Massachussets comprobaron, en un estudio publicado en la revista Psychiatry Research, que ocho semanas de meditación podían comportar cambios en las regiones cerebrales relacionadas con la memoria, la autoconciencia, la empatía y el estrés. Detectaron, a través de las imágenes obtenidas por resonancia magnética, un incremento de la densidad de materia gris en el hipocampo, una zona muy importante para el aprendizaje y la memoria, y en estructuras asociadas a la autoconciencia, la compasión y la introspección.
En la actualidad, la meditación “se utiliza, de forma clínica, para prevenir la recaída en la depresión”, apunta el doctor Simón. “También se están desarrollando muchos programas clínicos para tratar otras patologías: ansiedad, drogodependencias, trastorno límite de personalidad, trastornos de alimentación, etc.”. En todos los casos, la meditación supone una herramienta más de las que conforman el protocolo de actuación.
Todo el mundo puede practicarla
La práctica de la meditación no sólo comporta beneficios a las personas con algún tipo de problema, sino que “aporta bienestar a todo aquel que la practique”. “Es cuestión de motivación y fuerza de voluntad para empezar. Lo que cuesta más es encontrar 15 ó 20 minutos al día y reservarlos para llevar a cabo la práctica”, reflexiona Simón.

Cabe tener en cuenta que de la misma manera que nuestro cerebro tiene capacidad para aprender, también cuenta con la posibilidad de desaprender. “La potenciación de una conexión puede perderse. Somos animales reversibles. Una ‘potenciación de larga duración’ se puede adquirir a base de repetir algo, pero se puede perder a base de repetir lo mismo a frecuencia e intensidad distintas”

sábado, 11 de octubre de 2014

BUEN DESPERTAR

Cita del Dalai Lama:

Creo que una buena mañana es el comienzo de un buen día.
Si nos despertamos por la mañana y estamos felices, aun cuando nos enfrentemos a problemas irritantes, podremos hacerles frente.
Si nos levantamos de mal humor o infelices, incluso el más pequeño problema nos hará enojar.
La actitud mental es muy importante.
Así, entrene a su mente a través de la meditación, y deje que sus mañanas sean el mejor momento para llevar la paz a sus vidas. 
Concéntrese en cómo crear una vida feliz.

Pregúntese a si mismo cada mañana, si desea vivir una vida con sentido o una vida superficial.
No piense en el pasado o el futuro. Cada momento es una oportunidad para crear una vida de paz y compasión. Necesitamos la higiene de las emociones. Llegar a los demás, le dará fuerza interior. Nos ayuda a desarrollar la paz interior, creamos familias pacíficas, ciudades pacíficas y sociedades pacíficas. Hacer cosas por los demás reducirá su estrés y le dará una buena salud física.

Trate de no traer conflicto en su mañana y su día. Si hay un conflicto en sus relaciones, trate de resolverlo con un diálogo. Hable. No se distancie de la gente ni cree barreras; vivir una vida centrada en sí misma conduce al estrés y la ansiedad. Viva con sencillez. Algunos días serán difíciles y otros fáciles, pero si usted pasa sus días con buen propósito, usted se sentira satisfecho mentalmente.


sábado, 4 de octubre de 2014

BUENA ACOGIDA

Quiero agradecer la extraordinaria acogida obtenida en nuestra inauguración,. Una vez mas muchas gracias a todos.