jueves, 17 de diciembre de 2015

Regala salud

En estas fechas disponemos de nuestros cheques regalo canjeables por las clases que querais regalar.



viernes, 11 de septiembre de 2015

Clases individuales

Además de nuestras clases grupales guiadas, ofrecemos clases individuales, esta modalidad es muy interesante para quienes:

  • Viven fuera y no tienen oportunidad de asistir periodicamente a las clases grupales
  • Para quien le gusta practicar por su cuenta, pero necesita corrección y supervisión
  • Para quienes por sus patologías no puedan adaptarse a un grupo homogeneo 
Las sesiones individuales no solo incluyen la sesión en si, sino tambien la elaboración y entrega de secuencias adaptadas al nivel o cualidades del practicante, y la tutoría continua ya sea via email o telefónica. 


miércoles, 19 de agosto de 2015

Horario para 2015-16

Este es el horario con el que comenzaremos la actividad en Septiembre, como veis hay alguna novedad. Además este año damos la posibilidad de realizar dos clases por semana o de realizar cuatro clases por semana con un pequeño incremento. Como siempre según la demanda podría abrirse algun grupo mas o cerrarse si alguno terminara siendo innecesario.
Pulse sobre la imagen para agrandar y verlo mejor.

lunes, 10 de agosto de 2015

Enfadarse, o no?

Extraido y resumido de un articulo del pais:  http://elpais.com/elpais/2014/10/24/eps/1414167327_661240.html
La vida cotidiana pone a prueba el equilibrio emocional cada vez que nos sentimos ofendidos por otra persona.  A lo largo del día interactuamos con decenas de personas, lo cual brinda numerosas ocasiones para ofenderse y vivir con amargura. Porque lo peor de todo es que una vez producido el desencuentro, si no se hace nada para olvidarlo, el rencor puede quedar fluctuando por la cabeza durante horas… llegando a turbar incluso el descanso nocturno. 
El enfado ante las actitudes de los demás es una pura elección. Prueba de ello es que hay personas que no se inmutan por nada, mientras que otras saltan ante cualquier comentario, gesto o mirada que interpreten como hostil. ¿Dónde radica la diferencia entre unas y otras?
El doctor en psicología Martin Lyden opina que las personas susceptibles son aquellas que poseen menos empatía. Todo lo filtran según lo que harían ellas, y cualquier cosa que se salga de su propio código de conducta lo interpretan como un ataque. Así, por ejemplo, a quien contesta los mensajes de su smartphone de inmediato le parecerá una falta de educación que el receptor no reaccione hasta varias horas después. La ofensa se basa en una mera interpretación, ya que el ofendido presupone que su interlocutor no tiene ganas de contestar, cuando tal vez sencillamente esté en una reunión de trabajo donde no puede hacerlo.
Otros motivos de ofensa pueden ser una respuesta demasiado seca por parte de alguien o bien un tono de voz inadecuado, entre muchas posibles razones.
¿Qué sucede en la mente de alguien con “piel fina” ante una situación que considera de conflicto?
  • El comentario o acción desafortunados despiertan ofensas pasadas, que pueden degenerar en un infierno mental.
  • Merma de la autoestima debido al papel de víctima que asume el ofendido, a partir de la idea de que aquello ha pasado deliberadamente para humillarle.
  • Deseo de venganza ante el daño recibido, lo que puede derivar en una discusión o en un “silencio castigador” para hacer notar al otro que nos ha herido.
  • Aumento de la ansiedad ante el cóctel de emociones negativas que se van albergando.
El doctor Martin Lyden propone un remedio de choque: “El humor implica un replanteamiento de lo que ha sucedido. Reconocer una incongruencia en una situación puede ser humorístico y, por lo tanto, sanador”.
Uno de los grandes aprendizajes de todo ser humano es aceptar que las personas a nuestro alrededor nunca se expresarán como nosotros lo haríamos, ni se comportarán como esperamos, y no pasa nada.
En una ocasión le preguntaron al Dalai Lama por qué no estaba enfadado con el Gobierno comunista chino, después de haber tenido que exiliarse, entre muchos otros percances. Su respuesta fue: “Si me enojara, entonces no sería capaz de dormir por la noche o de comer mis comidas en paz. Me saldrían úlceras, y mi salud se deterioraría. Mi ira no puede cambiar el pasado o mejorar el futuro, así que ¿para qué serviría?”.
Sin duda, un ejemplo extraordinario de lo que es tener la “piel gruesa”, que presenta las siguientes características:
  • La persona dedica poco tiempo a valorar cualquier posible roce o desaprobación.
  • Se centra en lo inmediato y, muy especialmente, en aquellas cosas y personas que le satisfacen.
  • No interpreta por qué una persona habla o actúa de cierto modo. Se limita a evaluar el hecho, de forma positiva o negativa, sin juzgar.
  • Es capaz de asumir críticas, por si le sirven para mejorar algún aspecto, y de desestimar las opiniones que no le resultan útiles.
Supuestamente basado en la sabiduría de los toltecas, en el best seller Los cuatro acuerdos Miguel Ruiz dedica uno de ellos al lema: “No te tomes nada personalmente”.
 “Nada de lo que los demás hacen es por ti. Lo hacen por ellos mismos. Todos vivimos en nuestra propia mente; los demás están en un mundo completamente distinto de aquel en que vive cada uno de nosotros. Incluso cuando una situación parece muy personal, por ejemplo cuando alguien te insulta directamente, eso no tiene nada que ver contigo. Lo que esa persona dice, lo que hace y las opiniones que expresa responden a los acuerdos que ha establecido en su mente. Su punto de vista surge de toda la programación que recibió. Todos los prejuicios e ideas preconcebidas que vamos acumulando a lo largo de la existencia. Y lo peor que podemos hacer ante una persona que nos ofende —de forma objetiva o no— es defender nuestras creencias, ya que con ello sólo lograremos aumentar y prolongar el conflicto.
“Cuando no tomarte nada personalmente se convierta en un hábito firme y sólido, te evitarás muchos disgustos en la vida”, afirma Ruiz. “Tu rabia, tus celos y tu envidia desaparecerán, y si no te tomas nada personalmente, incluso tu tristeza desaparecerá Alguien puede enviarte veneno emocional de forma intencionada, pero si no te lo tomas personalmente, no te lo tragarás. Se vuelve más nocivo para el que lo envía, pero no para ti”.
La paz interior empieza cuando eliges no permitir que otra persona o evento controle tus emociones”.
Nuestra relación con el mundo dependerá, por lo tanto, de lo que cada cual quiera ver en el prójimo. Nos podemos quedar con sus mejores virtudes o bien sentirnos heridos y decepcionados por aquella parte de los demás que no cumple las expectativas.
Tal como afirma Wayne Dyer: “Si eres objetivo, descubrirás que lo que en realidad te ofende es cómo consideras que deberían comportarse los demás. Sin embargo, por sí mismo, el sentirse ofendido no altera los comportamientos desagradables (…) Tu ego insiste en que tienes derecho a sentirte ofendido. Esos juicios derivan de una idea falsa de que el mundo debería ser como tú eres y no como es”.
Si dejamos de dictar rígidamente lo que los demás deberían sentir, pensar y hacer se pueden evitar muchos enfados y decepciones, y liberar así una energía preciosa para construir relaciones saludables desde la empatía, el humor y la serenidad.

domingo, 26 de julio de 2015

Horario de agosto

No cerramos en todo el año, este es el horario que tendremos el mes de Agosto. En Septiembre volveremos con el horario habitual


domingo, 21 de junio de 2015

Celebrando el dia del yoga

Por primera vez nos reunimos la mayoria de los profesores de yoga de extremadura para celebrar el dia del yoga. Se impartieron 9 clases simultaneas de 9 estilos distintos, yo imparti la clase de ashtanga, aqui una captura de parte de la clase en un paraje precioso.


martes, 19 de mayo de 2015

Clases individuales terapeuticas

Además de nuestras habituales clases grupales, respondiendo a la demanda e intentando satisfacer mejor las necesidades de los alumnos, hemos comenzado a impartir clases de yoga terapeutico.


Las clases de Yoga Terapéutico son generalmente individuales y tienen como objetivo personalizar la práctica en función de las características, limitaciones y  necesidades físicas de cada persona.

Ayudan a tomar conciencia de su postura corporal, algo primordial para poder corregir la posición. Están indicadas para la prevención de dolencias, combatir el estrés  y para aquellas personas que padezcan alguna patología que  les limite la movilidad e impida por tanto poder realizar una clase grupal.

 La clase se elabora para las necesidades concretas de esa persona, que poco a poco ira aprendiendo a utilizar inteligente y conscientemente su cuerpo, al ser una clase completamente personalizada con atención y asistencia exclusiva, el progreso es mucho más rapido y eficiente que el que se realiza en una clase colectiva.

INDICACIONES

Alteraciones de la columna
Lumbalgias, dorsalgias o cervicalgias
Degeneraciones discales, hernias, profusiones
Artrosis
Depresión leve
Asma
Stress
Ansiedad

¿EN QUÉ CONSISTEN?

Son clases personalizadas. Tras un estudio basado en pruebas diagnósticas y el informe de un profesional de la salud (médico, fisioterapeuta...),  se seleccionarán una serie de Asanas adecuadas a tus características físicas  y así conseguimos mejorar o recuperar el bienestar y la salud.
En cada Asana utilizamos  los accesorios necesarios, (bloques, cinturones, mantas, sillas, etc.), para adaptar dicho asana a las necesidades y limitaciones del alumno.
Las clases son más suaves y menos exigentes obteniendo un mayor rendimiento. Dando  especial relevancia al alineamiento corporal y a la toma de conciencia postural
Realizamos una comprensión y entendimiento de nuestro cuerpo, sin caer en la pasividad ni relegando toda la responsabilidad de la curación al terapeuta, como normalmente hacemos, sino tomando física y mentalmente un papel activo, protagonista, en el viaje hacia la recuperación.


 OBSERVACIONES

Traer el historial médico o los informes del mismo.
Aunque se elabora un plan individualizado y el terapeuta enseña al paciente los ejercicios. Es necesario que  el paciente continúe con  un programa de ejercicios  en casa.
El numero de sesiones depende de las necesidades de cada individuo.

lunes, 20 de abril de 2015

Yoga y psiquiatria

En una entrevista en la CBS, P. Murali Doraiswamy, MD, profesor de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento en la Universidad de Duke, dijo que los estudios han demostrado que la práctica del yoga produce una respuesta de relajación que imita a los mejores medicamentos contra la ansiedad que hay en el mercado hoy en día y que también puede ayudar a las personas con depresión leve, insomnio, y el TDAH. "Los estudios han demostrado que el yoga afecta quizá más de 200 diferentes procesos en nuestro cuerpo y en nuestro cerebro. Afecta virtualmente cada tejido y cada sistema de nuestro cuerpo. ""Si hubiera un medicamento que pudiera imitar los efectos del yoga, probablemente sería el de mayor venta mundo ".

Esta no es la primera vez que Doraiswamy , qué ha realizado una amplia investigación en las áreas del estado anímico, el envejecimiento del cerebro y el estilo de vida, se ha pronunciado sobre los beneficios del yoga. Para oír hablar a Doraiswamy sobre la conexión del yoga con la salud en general y la longevidad, pincha en este link http://bit.ly/YRrKlZ



jueves, 16 de abril de 2015

Enfocando

Imagina que decides preparar la comida, pones la olla al fuego con el agua, lo dejas ahi y te vas a lavar el coche, despues llegas a casa te acuerdas de la comida y te pones a picar un tomate y cuando apenas has hecho dos cortes, lo dejas y te vas a pasear el perro, etc, etc. Absurdo y desastroso, ¿verdad? Pues eso es lo que nuestra mente hace a diario. Mientras realizamos una actividad, la mente es como un mono loco que salta de una cosa a otra, recordando, planificando, todo menos estar en lo que estamos trabajando, Quizas hacemos la tarea de un tirón, pero nuestra mente se desconecto de lo que hacia en el minuto 1.
La mente es como un gran sol que esparce rayos de luz en todas direcciones y sin control, nuestra atención es como la lupa que hace concurrir todos esos rayos dispersos en uno solo, pudiendo direccionarlos con solo mover la lupa. Si no hay atención, la mente me controla en un caos constante, si hay atención, soy yo quien controla a la mente, haciéndole ver que es mi herramienta y no al revés.
En yoga aprendemos a cultivar la atención de un modo progresivo, primero mediante el cuerpo manteniendo la percepción y atención durante la realización y mantenimiento de los ejercicios, (asanas), después mediante pranayama, relajación, meditación, etc.
Cuando estas atento y centrado, mente y cuerpo estan en el mismo tiempo y lugar, haciendo que incluso ese trabajo que odiamos hacer, pase a ser una experiencia agradable, o al menos mas llevadera, el problema es que aunque debiera ser lo habitual y natural, curiosamente no lo es. En la mayoría de los casos nuestro cuerpo esta realizando alguna acción en el presente, mientras que la mente esta en el pasado o futuro, trayendo recuerdos, planificando, creando temores, etc. Eso por muy generalizado que sea, es una anomalía, una disfunción mental, y el hecho que lo padezca la mayoría de la población no le resta gravedad.
Por ello es tan importante el trabajo del yoga y de la meditación, porque contrarrestan las irregularidades causadas por una vida sobresaturada de información, de estimulos, de ruido mental en definitiva, y restablece el equilibrio natural.

Orbita Yoga

martes, 31 de marzo de 2015

Como estoy en la colchoneta, estoy en mi vida

Fuente: el blog de yoguifeliz

A la hora de practicar yoga, a menudo comparamos lo que estamos experimentado en el momento, con las sensaciones, la concentración, el equilibrio o la postura que conseguimos en ocasiones anteriores. Creemos que lo que lo que valoramos como un logro alcanzado se repetirá a modo de patrón. Pensar “ya me he aprendido esta postura” es una especie de intento de control que buscamos, no solo en el yoga, sino en casi todas las facetas de la vida.
Y podemos sentirnos frustrados cuando descubrimos que cada día la práctica es distinta, y que en muchísimas ocasiones nos encontramos de nuevo como principiantes. Esto es en realidad un regalo: la oportunidad de descubrir algo nuevo cada vez. Para ello, solo es necesario rendirse a lo que suceda, abandonar el afán de control, de perfeccionismo y las expectativas.
Las posturas que realizamos, aun siendo las mismas, serán diferentes cada día, porque nosotros estamos en continuo cambio. Lo que pensamos o sentimos dentro de la esterilla es un reflejo de cómo estamos en ese momento de la vida.Siempre aparecerá algo nuevo y necesitaremos realizar nuevos ajustes: después de días o meses experimentando de una manera, de pronto descubro un nuevo matiz, o comprendo algo, o me doy cuenta de que mis sensaciones o mi percepción son distintas.
Por eso un âsana (postura) en realidad no se puede aprender. Aprendemos lo ajustes, aprendemos el camino, pero el âsana solo se puede habitar.
La verdadera flexibilidad en el yoga consiste en adaptarnos a nuestros propios cambios y acogerlos con honestidad y sin juicios. Se trata de rendirme en cada práctica a lo que es, a lo que hay en mí. Escuchar a mi yo presente con toda la compasión que sea capaz, dándole espacio para ser y para sentir lo que sea que necesite: cómo está mi cuerpo hoy, mis músculos, mi estómago, si me siento alegre, enfadado, sensible, cansado, apático, eufórico… Ahora tengo la oportunidad de observarlo y reconocerlo. Por eso el yoga solo puede ser ahora.
A veces puede suponer un reto entrar en la esterilla, pues no se trata de poner en funcionamiento el cuerpo y hacer ejercicio físico, sino de atreverme a estar un rato conmigo mismo y ver lo que me encuentro. Y tal vez haya días en que no me apetece practicar yoga, porque siento cosas que no me apetece confrontar: si estoy enfadado, si no me siento bien con mi cuerpo, cuando estoy malhumorado o triste… Quizá lo que me resulta más fácil, mi respuesta automática es ponerme a ver una serie en el sofá, ir al gimnasio  o hacer cualquier otra actividad con la que pueda evadirme y desconectarme 
Pero en el yoga no hay evasión, sino encuentro, por eso nos sentimos tan bien al final de la clase. Desde cualquiera que sea mi estado de ánimo o el estado de mi cuerpo, puedo entrar en el mat.  Quizá sean los días en que menos me apetece ir a yoga, cuando más necesito reconocer lo que me ocurre y escucharme. Lo que me está disgustando, lo que me molestó en el trabajo, o simplemente permitirle a mi cuerpo relajarse y equilibrarse.
Concederme esa escucha sin juicios y sin exigencias, esa compasión que es como un gran abrazo interior.
Pues no hay nada tan sanador como la aceptación de lo que soy y de lo que hay en mí; y nada que pueda llenar mejor algunos de nuestros vacíos más profundos, que nuestro propio reconocimiento y compañía.
Así de simple, y tan a nuestro alcance como estar en el momento presente.

martes, 24 de marzo de 2015

Alivio del sindrome del piramidal con yoga

El músculo piramidal es un rotador externo de la cadera que a veces da problemas cuando acumula tension. Dada su situación muy pegado a la pelvis y teniendo en cuenta que el nervio ciático pasa entre ambos, cuando este músculo se contractura pinza el nervio y causa lo que llamamos una falsa ciática. Hay pocos ejercicios para estirarlo, y los pocos que hay son asanas de yoga, como Ardha Matsyendrasana, Rajakapotasana, o Parivritta Trikonasana. He aquí un video de como estirarlo con una variante de la paloma. Por supuesto este como cualquier otro ejercicio de yoga debe realizarse bajo supervisión de un profesor cualificado, de otro modo podría dañarse la rodilla. Todas las asanas de yoga son maravillosas cuando se realizan correctamente, pero pueden ser peligrosas cuando no se sabe lo que se hace, por ello es sumamente importante que tu profesor tenga la formación conveniente y que tenga una adecuada formación en anatomía. Desgraciadamente la falta de regulación de la profesión y la crisis hace que esto no siempre sea así.

viernes, 6 de marzo de 2015

TALLER GRATUITO

El taller gratuito de "Movimiento Consciente", pasa al 27 de Marzo, por favor quien desee hacerlo que contacte con el centro o con la facilitadora para que calculemos el numero de asistentes

martes, 3 de marzo de 2015

Peligros de la sobreestimulación

Fuente: http://kidsandteensonline.com/2015/02/24/mama-no-puedo-parar-los-pensamientos-que-me-llegan-a-la-cabeza/

“Mamá: no puedo parar los pensamientos que me llegan a la cabeza”

Una amiga me comentó hace unos días que su hija, de apenas cinco años de edad, le había sorprendido con este comentario mientras la llevaba a un cumpleaños. Sentada en su sillita, en los asientos traseros del coche, la pequeña se mostraba agobiada y desconcertada. No es la primera madre que me comenta algo parecido, pero en este caso resulta especialmente significativo el hecho de que la niña considerara que los pensamientos le llegaban de fuera..
No se trata del argumento de una película de ficción, al estilo de La invasión de los ultracuerpos, ni tampoco es consecuencia en este caso de alguna enfermedad mental, o una situación puntual y pasajera. Tras descartar todo lo descartable con el psicólogo, la conclusión no se hizo esperar: se trata sin duda de otra niña más alcanzada por lo que denominamos sobreestimulación. En 1997, hace ya dieciocho años, publiqué un libro sobre el consumo de drogas de síntesis entre los adolescentes, en el que hacía referencia exactamente a esta situación. Sin lugar a dudas nos encontramos ante la generación más sobreestimulada de toda la historia de la Humanidad. Hasta hace apenas 50 años los estímulos que recibíamos del exterior eran muy limitados y moderados en relación a los que recibimos hoy en día. Se trataba fundamentalmente de estímulos procedentes de nuestro entorno inmediato, familia, amigos, y las pocas horas a la semana que podíamos pasar viendo un canal de televisión en blanco y negro, o escuchando algún programa de radio.
Hoy, cualquier niño de diez años de nuestro entorno, ha recibido muchísima más información que cualquier otro homo sapiens de los que han pasado por aquí en los últimos 40.000 años. Ha visto imágenes de tiranosaurios corriendo por un bosque, cuando hasta hace un siglo ni tan siquiera sabíamos de su existencia. Imágenes de peces abisales, animales e insectos de cualquier punto de la tierra, vídeos grabados en la superficie de Marte por un robot, secuencias reales sobre el corazón bombeando sangre o linfocitos haciendo su trabajo en nuestro sistema inmunológico. Cosas con las que ningún sabio de la antigüedad se atrevió a soñar, y un volumen de información muy difícil de manejar. Estímulos dirigidos a todos sus sentidos: sintetizadores, sonidos y ritmos nunca antes escuchados, alimentos procedentes de los cinco continentes, chicles que los primeros minutos saben a maracuyá y después a frutos silvestres del bosque australiano… ¿Se han parado a contar los tipos de cereales que hay en las estanterías de los supermercados? ¿Y los yogures?
Pero estos niños no reciben sólo los estímulos de su entorno habitual, sino que en muchas ocasiones nos empeñamos en “enriquecerlo” y llenar absolutamente todo su tiempo con más actividades. Un tiempo libre absolutamente copado, que se combina con histriónicas series de dibujos animados, estridentes partidas de videojuegos en 3D y todo tipo de aplicaciones para llenar sus móviles, tabletas y cabezas.
Hace ya unos años que distintos expertos, como los del grupo de investigación sobreNeuroplasticidad y Aprendizaje de la Universidad de Granada (UGR), advirtieron sobre cómo la estimulación temprana podía influir en el proceso de aprendizaje. La psicobióloga Milagros Gallo, señalaba que: “El entrenamiento en tareas demasiado complejas, antes de que el sistema esté preparado para llevarlas a cabo, puede producir deficiencias permanentes en la capacidad de aprendizaje a lo largo de la vida”.
El problema de la sobreestimulación es que, al igual que hacen las drogas de síntesis, provoca lo que denominamos “tolerancia”. Es decir, el organismo se acostumbra a recibir con regularidad su dosis de estímulos, hasta que llega un momento en el que tal dosis no le satisface. ¿Qué hace entonces? Pues muy sencillo: buscar una dosis mayor. Los niños que viven este efecto se hacen cada vez menos sensibles a los estímulos del entorno, y necesitan cada vez más. Se vuelven hiperactivos, o se muestran desmotivados mientras su imaginación y creatividad se van mermando. Les cuesta centrarse mucho tiempo en una misma actividad, y sienten que sus pensamientos se atropellan los unos a los otros.
NECESITAMOS EL ABURRIMIENTO
Puede parecer algo paradójico, pero necesitamos más que nunca que los niños y niñas tengan tiempo para aburrirse. Necesitamos que tengan tiempo todos los días para llevar a cabo actividades que no estén previamente estructuradas, organizadas y controladas por normas rígidas y preestablecidas. Es preciso que tengan la oportunidad de crear sus propias estructuras, normas y parámetros. Creo que los adultos que no son capaces de innovar, de adaptarse, cambiar o evolucionar y aportar algo a la vida de quienes les rodean, son con frecuencia niños privados de la posibilidad de crear y experimentar. Es necesario tener la posibilidad de explorar, y también la posibilidad de equivocarse.
Definiría el aburrimiento como la ausencia de motivación que incite a la acción física o mental. Así pues, si un niño se aburre y desea actuar tendrá que terminar encontrando o creando sus propias motivaciones. Tendrá en definitiva que automotivarseY no les quepa duda de que lo hará. Un niño o una niña en un parque, con un palito, arena y un par de piedras creará todo un mundo. Sentado frente a una mesa y con una caja llena de pinzas de tender la ropa, organizará una carrera de coches, desarrollará una batalla o realizará algún tipo de construcción. Una hoja en blanco, un lápiz y varios rotuladores darán lugar a todo tipo de creaciones…
Los niños y niñas de hoy, más que nunca, necesitan disponer de tiempo no estructurado y dirigido por sus mayores. La sobreestimulación, la constante motivación externa y el encadenamiento continuo de tareas y actividades programadas les saturan, agobian y ahogan su necesidad de crear.
Recomendaciones:
  1. Procure que sus hijos/as dispongan con frecuencia de tiempo no estructurado. ¡Verdadero tiempo libre!
  2. Reduzca las actividades extraescolares al mínimo que considere necesario. Priorice y tenga muy en cuenta aquellas que son iniciativa de ellos mismos.
  3. No se adelante a sus demandas, no queme etapas demasiado pronto. Necesitan detenerse y paladear cada edad y cada etapa. Respete su ritmo de maduración.
  4. Interactúe y juegue con ellos si se lo piden, pero no organice ni desarrolle las normas.
  5. Controle el acceso a internet y las nuevas tecnologías. No deben convertirse en prioritarias ni conformar su principal forma de ocio. Establezca horarios.
  6. Distancie el uso de ordenadores, tablets o teléfonos móviles de la hora de irse a la cama. El sueño es fundamental, y el cerebro necesita un tiempo para volver a la normalidad tras los estímulos recibidos durante el empleo de estos aparatos.
  7. Supervise las series de dibujos animados que ven. Compruebe si es usted capaz de ver un capítulo y en qué estado se encuentra después. Algunas generan un estado de ansiedad muy apreciable.
  8. Sus hijos necesitan contacto con la naturaleza. El ritmo que ésta establece actúa como un verdadero bálsamo. Necesitan tocar, oler, sentir y experimentar en espacios abiertos y naturales.
  9. Controle los ruidos innecesarios. Si alguien quiere ver la tele en casa, escuchar música o discutir, los demás no tienen que compartirlo necesariamente.
  10. Preste toda la atención posible a sus comentarios, preguntas y observaciones. Nada de lo que dicen es superficial, aunque en un principio podamos no entender lo que están intentando decirnos.

jueves, 19 de febrero de 2015

Movimiento consciente

Comenzamos una nueva actividad en abril para las tardes de los viernes, se realizara una jornada de puertas abiertas gratuito el 6 de Marzo para que quien lo desee experimente un taller con Elena, ella es titulada superior en arte dramatico, espero os guste. 

miércoles, 4 de febrero de 2015

Yoga y felicidad

El yoga busca el camino a la felicidad, no asegurándonos que controlaremos nuestra vida y evitaremos el sufrimiento,  porque es imposible,( la vida tiene altibajos y esta llena de placeres y de sufrimiento), sino controlando nuestras maneras de reaccionar ante esas situaciones. En nuestra sociedad estamos acostumbrados a echar la culpa de todo lo que no nos gusta a los demás, si tenemos un día malo es porque alguien nos sirvió el café frió en el desayuno, o nos contesto mal en el ascensor, o porque no encontramos aparcamiento, el yoga  nos hace responsables de lo que nos pasa y nos dice, no podemos evitar que alguien nos mire mal o nos insulte, pero si soy dueño y señor de la forma que reaccionare ante esa situación, y para eso es necesario ser consciente, estar presente. Y no reaccionaremos bien por ningún mandamiento moral, sino por nosotros mismos, porque sabemos que si discutimos con alguien me sentiré mal, o irritado, o con sentimiento de culpa, etc.
Cuando hablamos de buscar la felicidad, hay que saber distinguir entre los conceptos placer y felicidad. El placer es breve y procede del exterior, la felicidad es mas duradera y procede de nuestro interior. Podemos pensar que para ser felices debemos ser jóvenes, guapos y con dinero, pero nada de eso dura. No hay nadie que no envejezca o se haga viejo y nada puede asegurarnos que no perdamos los bienes, así que ¿cómo puede depender nuestra felicidad de algo tan pasajero, o de lo externo si la vida es incontrolable?. La felicidad debe provenir de nuestro interior, de la aceptación de la realidad, de la presencia, de vivir el instante, de ser consciente.
Esto no significa posicionarse en contra del placer, a nadie le amarga un dulce, siempre que seamos conscientes de su impermanencia, de su brevedad, para que no reaccionemos mal cuando termine.

Y el modo de llegar a ese estado de presencia, de consciencia, de objetividad ecuanime, de ausencia de apegos y aversiones es la meditación. Es el fín ultimo de todo yoga, cualquier otra cosa, asanas, pranayama, etc no son mas que pasos preparatorios para hacer mas facil la meditación.

viernes, 23 de enero de 2015

El yogui

Un yogui es aquel que cuando se va, deja un lugar mas hermoso que cuando llegó a él.
En cada cosa que hacemos, cada palabra que pronunciamos, creamos una onda de energía. ¿Estamos enviando energía positiva o negativa?
¿Mejora el mundo con mi presencia en él?
La profundidad de los conocimientos del yoga, no esta determinada por cómo hacemos yoga, sino por lo que somos y hacemos el resto del día. 
La práctica del asana es como un laboratorio para nuestra vida. Igual que un jardinero se toma su tiempo preparando la tierra aportando nutrientes y removiendola, igualmente la práctica del yoga nos remueve y prepara creando una tierra fertil donde plantar nuestras semillas, lo que plantemos es nuestra decisión, si al final plantamos nuestro ego, lo que cosecharemos sera una gran planta de ego.

David Swenson 

miércoles, 21 de enero de 2015

Silencio, y quietud

El equivalente del ruido externo es el ruido interno del pensamiento.
El equivalente del silencio externo, es la quietud interna.
Cuando quieras que haya silencio a tu alrededor, escuchalo. Esto significa que simplemente has de darte cuenta de el. Escuchar el silencio despierta la dimension de quietud dentro de ti, porque solo la quietud te permite ser consciente del silencio.
Observa que en el momento de darte cuenta del silencio que te rodea, no estas pensando. Eres consciente, pero no piensas.
Mira un arbol, una flor, una planta. Deja que tu conciencia descanse en ellos. Que quietud manifiestan. Permite que la naturaleza te enseñe la quietud.
El silencio ayuda, pero no es imprescindible para hallar la quietud. Aunque haya ruido, puedes conectar con la quietud subyacente, el espacio en el que surge el ruido. Ese es el espacio interno de pura conciencia, la conciencia misma.
Cualquier ruido molesto puede ser tan util como el silencio, simplemente abandona tu resistencia interna al ruido y permite que sea tal como es; esa aceptacion tambien te lleva al reino de paz que es la quietud interna
Eckhart Tolle

sábado, 10 de enero de 2015

Recomendaciones

Estos son algunas consejos que pueden ayudarnos en gran medida a realizar una clase con mucha mas conciencia y concentracion.

1. Evita llegar tarde a clase, asi no molestaras a tus compañeros y te dara tiempo a serenar tu mente antes de comenzar la clase

2. La sala debería ser tu espacio sagrado donde practicar, asi que procura guardar silencio en ella, pasas el resto del dia hablando con todo el mundo, tomate esta hora como un descanso mental en el cual interiorizar, puedes relacionarte y compartir tus experiencias con tus compañeros al salir de la clase, no durante, ya que no solo pierdes tu atencion, tambien se la haces perder a tus compañeros

3. Asegurate de haber hecho la digestion antes de comenzar la practica, las torsiones y flexiones pueden hacerte sentirte incomodo si te sientes pesado e incluso pueden cortarte la digestión.

4. Come solo para saciar tu hambre, si comes demasiado ademas de tener digestiones pesadas que dificultaran tu practica, tu cuerpo sera mas pesado, necesitaras mas fuerza para moverlo y tus articulaciones sufriran mas desgaste

5. No hables en demasía, si durante el dia hablas y hablas sin parar será muy dificil calmar la agitacion de tu mente en la meditacion

6. Se constante en tu práctica, la constancia y la paciencia son factores primordiales para tu progreso

7. Apaga o silencia el movil antes de iniciar la clase

8. Esto es un centro de yoga, no un gimnasio, aqui no hay lugar para la competicion ni contigo mismo ni con los demas, relajate y deja de analizar y enjuiciar tu practica, limitate a sentir tu cuerpo y disfrutar. Y si sientes que algun asana te resulta lesiva, comentaselo al profesor para que te ofrezca una variante o un asana alternativa.

miércoles, 7 de enero de 2015

Yoga y ciencia (2)

Los meditadores experimentados parecen ser capaces de modificar áreas del cerebro asociadas con el «soñar despierto», así como con trastornos psiquiátricos como el autismo y la esquizofrenia, según un estudio de imágenes cerebrales llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Yale (EE.UU.). La capacidad de la meditación para ayudar a las personas a concentrarse en el momento ha sido asociada a un aumento en los niveles de la felicidad, explica Judson A. Brewer, profesor de psiquiatría y autor principal del estudio, que ha sido publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.
«La meditación ha demostrado ser de ayuda en circunstancias como el tabaquismo, lidiar con el cáncer, e incluso la prevención de la psoriasis», afirma Brewer. El equipo de Yale realizó resonancias magnéticas funcionales a meditadores experimentados y novatos mientras éstos practicaban tres técnicas de meditación diferentes. Los investigadores observaron que los meditadores experimentados mostraban una disminución de la actividad en áreas del cerebro -llamadas red de modo predeterminado- implicadas en los lapsos de atención y en trastornos como el déficit de atención, la ansiedad, el trastorno de hiperactividad, e incluso la acumulación de placas de beta-amiloide en la enfermedad de alzhéimer.
La disminución de la actividad en esta zona cerebral, que abarca la corteza cingulada posterior y la prefrontal medial, se observó en los meditadores experimentados, independientemente del tipo de meditación que siguieran. El análisis también demostró que cuando la red de modo predeterminado se activaba, las regiones del cerebro asociadas con el auto-monitoreo y el control cognitivo también se activaban en los meditadores experimentados, pero no en los novatos; esto puede indicar que los meditadores están en constante vigilancia, suprimiendo la aparición del «yo» o divagaciones de la mente. En sus formas patológicas, estos estados están asociados con enfermedades como el autismo y la esquizofrenia.

Definiendo

Comenzamos el año con la recopilacion de algunas definiciones inspiradoras sobre el yoga.

Yoga es el arte marcial del alma
Yoga no es llegar a tocarse los dedos, es lo que aprendes por el camino
Yoga es liberar tensiones, y crear espacio en tu cuerpo para que pueda expandirse tu Ser
Yoga es bajar el ritmo, escucharte, conocerte y conectar con tu autentico yo, libre de prejuicios, programaciones y condicionamientos
Yoga es creer en ti y comprobar que puedes hacer mas cosas de las que imaginabas
El yoga es inhalar amor,y  exhalar gratitud
El yoga alimenta la confianza en ti mismo para que tus miedos se mueran de hambre

Todo esto y más, es el yoga realizado de manera consciente, si no hay conciencia en lo que hacemos, tan solo es ejercicio sin más.